Logo asignatura

Sistema Tegumentario

5. Funciones Generales del Sistema Tegumentario

 

 

 

 

Objetivos

  1. Analizar las funciones generales del sistema tegumentario.
  2. Interpretar la dinámica de las funciones generales del sistema tegumentario.
  3. Establecer la función homeostática del sistema tegumentario en la normalidad morfofuncional.

Competencia:

El alumno analiza las funciones generales del sistema tegumentario para establecer la correlación existente con los demás sistemas corporales para facilitar la interpretación de los datos clínicos aportados y establecer diagnósticos presuntivos con base en el método clínico.

Bienvenido a la Unidad Mínima de Aprendizaje:

Funciones Generales del Sistema Tegumentario

 


 

Actividades

Para iniciar, te invitamos a tener presente las siguientes actividades que permitirán evaluar tu aprendizaje en este tema:

1. Cuadro sinóptico de las funciones generales.

2. Mapa mental de las funciones generales.

3. Resumen de la función de barrera.

4. Mapa mental de la Termorregulación.

5. Cuadro sinóptico de las terminaciones nerviosas periféricas.

6. Cuadro sinóptico de la integración del Sistema Tegumentario e Inmunológico.

7. Contestar Instrumento Estructurado.

 

 


 

>>subir

Introducción

El Sistema Tegumentario cumple funciones generales, a partir de aspectos básicos, como la estética, manifestación de estados psicológicos, permeabilidad selectiva, absorción, barrera protectora, preservar la temperatura corporal, eliminación de sustancias, protección contra la penetración de rayos ultravioleta, recepción de estímulos externos, participa en el metabolismo nutrimental y participa en el sistema inmunológico.

El sistema tegumentario es la tarjeta de presentación de los individuos, en todas, las sociedades en el aspecto estético que determina modas, estilos de vida, agrupaciones, tendencias religiosas, oficios y grupo social al que pertenece el individuo.

Los estados psicológicos como tristeza, alegría, vergüenza, ira, temor, ansiedad se manifiestan en parte por medio de Sistema Tegumentario.(imagen 1 y 2)

El Sistema Tegumentario participa en la homeostasia del organismo mediante la permeabilidad selectiva mediante la presencia de los orificios de las glándulas sudoríparas y su secreción, corneocitos, secreción sebácea, la mezcla del sudor con el sebo, el pH del sudor y sebo, generan una barrera selectiva tendiente a permitir el paso de sustancias lipídicas. El constante flujo de secreción de sudor mantiene una corriente electrosmótica.

La capacidad de absorción se basa en el principio de estratificación del Sistema Tegumentario, la composición del cemento intercornocitario determina las características de las sustancias que pueden ser administrados y al mismo tiempo la estratificación evita la pérdida hidroproteíca actuando como una barrera protectora.

En la conservación de la temperatura corporal participa el Sistema Tegumentario en su función de termorregulación por la actividad de las glándulas sudoríparas ecrinas al incrementar o reducir su secreción y aprovechar para la eliminación de sustancias como el amoniaco, ácido láctico, urea y algunos venenos como el arsénico.

La piel evita la actividad nociva de los rayos ultravioleta por la barrera melánica y queratínica. Protección contra la penetración de los rayos ultravioletas de la luz solar. La neurolización del sistema pone en contacto con el medio ambiente para identificar cambios en la temperatura, presión etc.

El Sistema tegumentario participa en la síntesis de vitamina D y su participación con el Sistema Inmunitario se basa en con la presencia de las Células de Langerhans.

 


 

>>subir

Protección

La protección contra agentes físicos se base en la elasticidad, en la adherencia a planos profundos para permitir el deslizamiento de la piel.
La estratificación de la epidermis y la presencia de queratina conforman la barrera protectora semipermeable para la penetración de líquidos, agentes químicos, alérgenos y microrganismos.
La estratificación epidérmica así como la presencia de melanina forman la barrera fotoprotectora contra los rayos ultravioleta.
La función protectora contra alérgenos se asocia con la presencia en el estrato espinoso de las células de Langerhans, como células inmunológicas de avanzada periférica.
La célula de Langerhans se encarga de presentar al antígeno como primera etapa indispensable para las reacciones de hipersensibilidad tardía.
El queratinocito colabora con las células de Langerhans al producir citocinas e interleucina I para favorecer las reacciones inmunológicas.
La colaboración de la dermis, para cumplir la función de protección, se basa en su composición, al presentar fibras de colágena, elástica y reticular, al dar fuerza, elasticidad, resistencia, ante agresiones mecánicas.
La dermis colabora también al aportar nutrimentos a las capas vitales de la epidermis además de interactuar con la reparación de heridas y remodelación.
La presencia de receptores especializados participa en la función de protección ante sensaciones ambientales tales como calor, frio, dolor, prurito, vibración.
Las secreciones sudorales y sebáceas participan en la protección, por medio de la sudoración continua que evita el ingreso de microorganismos; y la secreción sebácea por medio de su secreción, que presenta una actividad antibacteriana, evita la proliferación de microorganismos.
Por lo tanto se entiende que la piel es un tejido resistente elástico, y esto se debe a su poca concentración de agua.
La piel al estar más hidratada se hace menos resistente.
La piel durante la juventud presenta gran cantidad de fibras de colágena, elastina, reticular, situación que le permite ser más flexible y resistente.
La cohesión cutánea se debe a la estructuración del estrato de espinoso y al tipo de unión de la epidermis con la dermis.
Por otro lado, la piel, al presentar en el estrato córneo, cuerpos celulares sin vida y estar llenos de queratina, una proteína, le aportan a la piel una carga eléctrica negativa, situación que permite el paso de aniones y evita el paso de cationes.

 


Estructuras y secreciones que participan en la protección

La función de protección se lleva a cabo mediante:

    a) Queratinopoyesis. Formación de queratina a partir del estrato basal, por medio de los queratinocitos.
    b) Estratificación epidérmica. La estructuración por estratos o capas de la epidermis hace que se cumpla parte de la función.
    c) Estratificación y unidad melánica. La estratificación y la presencia de melanina, participan en la protección contra los efectos dañinos de los rayos ultravioleta solares.
    d) Defensa contra alérgenos. La presencia de las células de Langerhans y la secreción de citocinas e interleucinas por parte del queratinocito, participan en la primera barrera de defensa inmunológica.
    e) Percepción de estímulos ambientales. Por medio de los corpúsculos y terminaciones nerviosas libres.
    f) Órgano auxiliar en la eliminación de sustancias. Algunas sustancias de desecho se eliminan por medio de la secreción sudoral.
    g) Termorregulación. Por medio de su vascularización, glándulas sudoríparas ecrinas y receptores específico, permite la conservación del calor.
    h) Sudoración. Eliminación de calor y sustancias tóxicas, así como aportar parte del pH cutáneo que tiene efectos antimicrobianos.
    i) Secreción sebácea. Los componentes de la secreción sebácea, permiten la lubricación de la superficie cutánea y al mismo tiempo aportan sustancias antibacterianas y colabora en el pH cutáneo.
    j) La dermis participa con su estructuración y composición a dar resistencia, fuerza, elasticidad a la piel, y junto con la hipodermis permite el desplazamiento de la epidermis sobre los planos subyacentes.

 

 

Función como barrera cutánea

La integridad cutánea no solo depende de la piel sino también de los anexos que auxilian en la protección del organismo.
Ejemplos: las uñas, protegen contra traumatismos, como arma de defensa, por su forma curvada. El vello se eriza al haber cambios de temperatura como el frío. Las pestañas y cejas protegen al ojo, al atrapar partículas atmosféricas y pequeños insectos.
Las glándulas sudoríparas participan al lubricar la superficie evitan la resequedad y por lo tanto el agrietamiento de la piel.
El sebo, la perspiración insensible forman una emulsión sobre la epidermis que evita la deshidratación excesiva y al mismo tiempo mantiene un grado de humedad indispensable para mantener su flexibilidad y resistencia.
El sebo también presenta ácidos grasos que participa en la formación del pH cutáneo de tipo ácido.

La piel esta cubierta por una emulsión fina de agua, proporcionada por la glándula sudorípara que corresponde a la perspiración insensible, por la presencia de ácidos grasos, aportados por las glándulas sebáceas, restos de queratina, de la capa córnea.
Esta emulsión protege a la piel contra microorganismo como son hongos y bacterias, porque dicha emulsión presenta un pH ácido y además los componentes sebáceos tienen una actividad bactericida.
El pH de la piel es de 4.2 a 5.6 e impide el crecimiento de microorganismos, solo pocos metabolizan lípidos y presentan una relación ecológica de comensalismo.
Las zonas genitales y axilares presentan el pH más ácido, esto se debe a que ahí están presentes las glándulas apocrinas y la evaporación deficiente.
Por lo tanto las zonas desprovistas de glándulas sebáceas tienden a ser presa de microorganismos como los dermatofitos (hongos), como el caso de los pies, mayor humedad sin grasa, favorece la onicomicosis, pie de atleta, etc.
La epidermis, por lo tanto, presenta, una película de tipo lipídico, pero de dos orígenes; primero, los lípidos liberados de los cuerpos celulares del estrato córneo y segundo los preveniente de la secreción sebácea.
Componentes de la película lipídica:

    a)Ácidos grasos libres.
    b)Ácidos grasos esterificados.
    c)Alcoholes céricos.
    d)Glicéridos, la mayoría no saponificados.
    e)Trazas de vítameros (vitaminas liposolubles).

 



 

Mantos cutáneos (lipídico, hídrico, gaseoso)

Toda la piel se encuentra cubierta por un “halo” de sustancias que permiten realizar su función protectora, al conjunto de estas se les denomina mantos.
Para comprender esto, analizaremos, lo siguiente:
Primero existe un manto ácido.
El manto ácido esta aportado por el pH cutáneo.
El pH cutáneo es variable entre 3 a 5 en términos generales, pero siempre es ácido.
El pH cutáneo presenta dos aportadores:
Primero. El pH del sudor.
Con base, en el estudio del sudor de origen ecrino, se encontraron los siguientes ácidos:

    a) Ácido láctico.
    b) Aminoácidos dicarboxílicos (ácido glutámico y ácido aspártico).
    c) Ácidos grasos arrastrados de la superficie cutánea (manto ácido, son de cadena corta, y formaran de acuerdo a su número de carbonos el pentanoico y hexanoico).

La segunda fuente del pH es la concentración de lípidos en la superficie del estrato córneo por desintegración de las uniones corneodesmosomicas por la esteroideo sulfatasa, aquí se encuentra variabilidad del pH, entre 4 a 7, con un promedio de 4.5 a 5.5.
El pH varia en las zonas con abundantes glándulas ecrinas, como es el caso de los pies, a la altura de los espacios intertriginosos, donde la evaporación es menor y la acidez tiende a la alcalinidad.
Es importante mencionar que por medio de la piel se pierde CO2, en mínimas cantidades, pero son suficientes para realizar el siguiente evento:
Si se lava la piel con una sustancia alcalina, por espacio de 5 min, pasando otros 5 minutos la piel se vuelve a acidificar.
Esto se debe a que el CO2 es un ácido volátil y el más importante del organismo, y este es el que se encarga de mantener la acidez o reforzar la ya existente, formando el manto aéreo.
Se debe entender la dinámica de la formación del manto ácido, por una parte, las glándulas ecrinas continuamente esta secretando sudor un sudor invisible, de ahí su denominación de perspiración insensible formando el manto hídrico pero al mismo tiempo aportando sustancias ácidas y mantiene la hidratación suficiente al estrato córneo para mantener su función de protección, además el CO2  orgánico y el ambiental forman una cubierta que evitan la evaporación del agua corneocitica.
El manto graso o lipídico.
La mayor parte del manto lipídico es sebo. El sebo procede de las glándulas sebáceas.
La secreción sebácea es mayor en las regiones de la frente, pliegues, tórax y abdomen.
Se incrementa la secreción a partir de la pubertad y se mantiene durante la edad adulta y conforme avanza la edad disminuye y vuelve a incrementarse durante la menopausia y andropausia.
Se hace la correlación entre secreción sebácea y estimulación hormonal gonadal.
El manto lipídico esta constituido:

    a) Ácidos grasos de cadena larga.
    b) Ceras alcohólicas.
    c) Esteroles (colesterol, exclusivo del estrato córneo y nunca de la glándula sebácea).
    d) Terpenos (sustancias intermedias en la formación de colesterol, como escualeno, isocolesterol y lanosterol y precursores de vitaminas A, D y E).
    e) Ácidos grasos de cadena corta.

Estos componentes se pueden encontrar libres o esterificados (con glicina, alcoholes monohídricos, ceras y esteroles).
El manto graso se elimina por acción de la esteroideo sulfatasa, enzima lipolítica y por acción de hongos y bacterias.

El manto lipídico ejerce una acción protectora por su acción bactericida.

PH cutáneo

El pH cutáneo se debe a la secreción sudoral, sebácea y de origen córneo y  del CO2  eliminado por vía transepidérmica y varia entre 3 a 5.
Del manto lipídico están los ácidos grasos.
Sudor, los ácidos láctico, glutámico y aspártico.
Eliminación de CO2.
El pH varía en las diferentes zonas corporales siendo en las zonas axilares cercano al 5.5.

 

Flora normal

Se denomina flora al conjunto de microorganismo que habitan en la piel y se considera normal porque no le causan ningún daño, esta es la flora residente que presenta una relación ecológica de comensalismo.
La piel de todas las personas presenta una flora residente.
Al nacer el individuo, no presenta flora, pero cuando pasa por el canal del parto (vagina) y ponerse en contacto con la zona anal y posteriormente con el medio ambiente, se adquiere la flora cutánea.
La flora se clasifica en residente y transitoria.
La flora residente es aquella, compuesta por microorganismos que se pueden multiplicar y habitar en ella, mientras que la transitoria solo están presentes sin reproducirse.
La flora residente habita en el estrato córneo y en la parte alta del folículo piloso y pocas en la profundidad de éste, por lo tanto estos últimos no pueden ser alcanzados por los procesos de desinfección cutánea; la importancia de estos microorganismos es que sirven de reservorios para nuevas colonias, cuando las superficiales han sido eliminadas.
La flora residente cutánea es cambiante, en invierno predominan los micrococos y en verano los coriniformes.
La flora residente es variable en la superficie corporal, se clasifican en 3 zonas:

    a) Axilar, perineal y intertriginosa digital de los pies.
    b) Manos, cara y abdomen.
    c) Brazos, piernas y tronco.

La zona A, presenta mayor número de microorganismos, por el grado de humedad, temperatura local más elevada, y concentraciones de lípidos en la piel en las áreas ocluidas; ésta zona es invadida por microorganismos gran negativos.
La zona con abundantes glándulas sebáceas, como cara, piel cabelluda, y parte superior del tronco alojan propionabacteria anaerobias y pityrosporum ovale.
Las poblaciones bacterianas permanecen constantes.
La colonización es la presencia de bacterias o gérmenes patógenos sin ninguna reacción concurrente importante del huésped.
Por lo tanto en un frotis de colonización no se encuentran polimorfonucleares que indican mecanismo de defensa del huésped.

 

 

Flora residente cutánea

Estafilococos.
Se indican 10 especies de staphylococcus, de los cuales, el aureus, epidermidis, hominis y saprophyticus, son los más frecuentes en el hombre.
El aureus, es potencialmente patógeno.
El s. aureus se encuentra en nariz, perineo y sólo en el 10% en la piel normal.
Los epidermidis y hominis se cultivan en axila, cabeza, piernas y brazos.
Micrococos como el luteus se cultiva con menos frecuencia.
Coriniformes o difteroides.
Los coriniformes se clasifican con base en su actividad lipolítica.
Los lipofílicos se encuentran en axila y áreas húmedas.
Los no lipofílicos en la piel glabra.
El coriniforme brevibacterium tiene predilección para los espacios interdigitales de los pies.
Propionebacterium acnés.
Ésta bacteria anaerobia predomina en zonas con abundantes glándulas sebáceas y su importancia reside en el acné.
Estreptococos.
Los esteptococos no se cultivan en la piel, solo en bucofaringe y se pueden extender en ocasiones en la piel cercana, en especial en lactantes.
Bacterias gramnegativas.
La cantidad de bacterias gramnegativas, es pequeña y se localizan en el perineo y áreas intertriginosas húmedas; las principales son escherichia coli, klebsiella, enterobacter y proteus.
Pityrosporum.
El grupo de los pityrosporum (tipo ovale, orbiculare y malassezia furfur) es el único tipo de hongo localizado con frecuencia en la piel.

 

 

Lesiones



 

Rayos ultravioleta

Los rayos ultravioletas, son dañinos para la división celular de las células basales, favoreciendo la aparición de carcinomas.
Por eso la piel cuenta con la estratificación y la presencia de melanina.

 

 

Anexos

Los anexos son el folículo piloso, las glándulas sudoríparas, glándula sebácea, uñas y músculo erector del pelo.

Da click aquí para ir a otra unidad a ver más

 

Pelo (queratinas, proteínas y uniones disulfúricas).

El pelo se caracteriza por presentar los  dos tipos de queratina en la medula se encuentra queratina blanda, mientras que en la corteza la queratina dura. La cisteína es el aminoácido más abundante de la queratina dura y con gran cantidad de puentes de disulfuro, situación que le da la dureza a la queratina dura.

Da click aquí para ir a otra unidad a ver más

 

Uñas (queratinas, proteínas y aprehensión de objetos finos)

Las uñas se caracterizan por presentar un crecimiento continuo, a diferencia que el pelo que es de tipo en mosaico; la uña, al igual que el pelo no presenta el estrato granuloso, situación que se entiende, que no se produce el estrato córneo y por esta razón, no se descaman las uñas ni se fragmenta; la uña también presenta como principal componente a la cisteína en la matriz de la queratina, por lo tanto también es una queratina dura.

Da click aquí para ir a otra unidad a ver más

 

 

 


 

>>subir

Termorregulación

Temperatura corporal (superficial y profunda)

En el hipotálamo se localiza el centro termorregulador.
La temperatura corporal es constante a unos 37º C, temperatura ideal para el encéfalo, pulmones, vísceras abdominales y corazón. El organismo presenta un sistema de adaptación entre los 15 a 54º C.
El organismo cuenta con un sistema integrado para mantener una temperatura central constante; por ejemplo si la temperatura central se eleva, de inmediato se activan mecanismos que provocan una pérdida de la temperatura, para no dañar al sistema nervioso central, y estos consisten en estimular a las glándulas sudoríparas ecrinas para producir sudor y de esta temperatura se disminuya la temperatura superficial además de generar una vasodilatación periférica.
De tal forma que el organismo elimina calor por medio de la radiación, convección, y metabolismo intermedio.
Cuando la temperatura disminuye, se provoca, vasoconstricción para conservar el calor a nivel central y existen contracciones musculares para incrementar el metabolismo y se genere calor. Estas contracciones se presentan en el escalofrío.
Las glándulas sudoríparas se encargan de la termorregulación, al producir, bombear el sudor, una sustancia hipotónica, hacia la superficie corporal para producir enfriamiento; la sudoración puede ser de 2 a 3 litros por hora en periodos cortos.

 

 

Mecanismos físicos de eliminación de calor

El sistema tegumentario utiliza cuatro mecanismos para la eliminación del calor:

  1. Conducción.
  2. Convección.
  3. Radiación.
  4. Evaporación.

El incremento de calor corporal activa la respuesta termorreguladora.

 

 

Radiación

La radiación es un proceso de transferencia de energía térmica que se intercambia entre dos objetos que no están en contacto uno con otro y se encuentran a temperaturas diferentes.
Esto se explica porque la energía térmica es radiante y se transmite a través del espacio por porciones discretas de energía electromagnética infrarroja.
Esta energía electromagnética se absorbe por el otro cuerpo y es convertida en energía calórica.
El promedio de emisión de energía se relaciona en forma directamente proporcional con la cantidad de energía emitida.
De esta forma se entiende que el cuerpo pierde calor por radiación hacia  los objetos vecinos más fríos.

Conducción

La conducción se refiera a la transferencia de energía térmica, al seguir un gradiente descendente de temperatura que existe entre los átomos vecinos del material.
La conducción es la transferencia de calor, entre dos cuerpos con diferentes temperaturas, que se encuentran en contacto directo.
El grado de calor se encuentra en relación con la diferencia de temperaturas.
Ahora en un cuerpo, el calor se propaga en la proximidad desde el punto caliente hacia los más fríos.

Convección

La convección es la transferencia de energía térmica por el movimiento del propio material.
Las moléculas de un gas o un líquido, si se encuentran a una determinada temperatura y por medio del proceso de convección se mueven hacia otra región.
Ejemplo clásico es el hervir agua, las moléculas del fondo ascienden conforme se van calentando, las que tienen mayor temperatura suben  por dos motivos uno por su energía térmica y la segunda por menor densidad. De esta forma las corrientes de convección hacen que toda la masa del agua se caliente en forma uniforme.
Se entiende que en el cuerpo humano los procesos de conducción y convección se utilizan para mantener la temperatura central.
Los cambios de estado de un cuerpo, a temperatura constaste, absorben o desprenden calor. Un gramo de sudor absorbe 2.5 kJ al pasar del estado líquido al de vapor.


Evaporación

En el hombre la evaporación es un mecanismo para la perdida de calor corporal.
Un líquido para pasar al estado gaseoso, vapor, requiere de energía térmica.
A la cantidad de energía que se necesita para convertir el líquido en vapor, a una temperatura constante se le denomina calor latente de vaporización.
El calor latente de vaporización en el humano se calcula de 580 calorías por litro.
Por lo tanto la gran cantidad de energía que se requiere para vaporizar el agua convierte a este proceso en un mecanismo de suma importancia para la termorregulación.
La perdida de calor se lleva a cabo, por las mucosas de boca y de nariz, además de la vía respiratoria, por un mecanismo de difusión pasiva y por la piel por medio de transpiración insensible y la sudoración.

 

 

 

 

 


 

>>subir

 

Sistema receptor relacionado con la sensibilidad somática.

Terminaciones nerviosas en el Sistema Tegumentario

De acuerdo con su función los mecanorreceptores se clasifican:
Pacini adaptación muy rápida.
Meissner adaptación rápida.
Folículo piloso adaptación rápida.
Ruffini adaptación  lenta.
Merkel adaptación lenta.
Discos táctiles adaptación lenta.

Los mecanorreceptores se subdividen de acuerdo, con el tipo de presión  o cualidad propioceptiva que codifican:
Pacini sensación codificada: vibración, golpes.
Meissner sensación codificada: discriminación de un punto, golpes, vibración.
Folículos pilosos sensación codificada: velocidad, dirección de movimiento.
Ruffini sensación codificada: estiramiento, rotación de la articulación.
Merkel sensación codificada: hundimiento vertical de la piel.
Discos táctiles sensación codificada: hundimiento vertical de la piel.

Los corpúsculos de Pacini, receptores encapsulados, localizados en el tejido subcutáneo de la piel no vellosa y en el músculo, detectan cambios de velocidad del estímulo y codifican la sensación de vibración.

Los corpúsculos de Meissner receptores encapsulados, localizados en la dermis no vellosa, prominentes en los pulpejos, labios, pezones.
Son receptores de adaptación lenta y codifican discriminación de un punto, localización precisa, golpes y vibración.

Folículos pilosos. Estos receptores pertenecen a las fibras nerviosas que rodean a los folículos pilosos de la piel cabelluda. El desplazamiento del pelo estimula los receptores, éstos son de adaptación rápida y detectan velocidad y dirección de movimientos a través de la piel.

Los corpúsculos de Ruffini, se localizan en la dermis de la piel vellosa y en las cápsulas articulares, se estimulan con el estiramiento de la piel y la percepción del estimulo puede ser a cierta distancia de los receptores; son receptores de presión lenta. Con el estiramiento de la piel, los receptores modifican potenciales con rapidez y luego se van adaptando lentamente a un nuevo nivel de dispara, con relación a la intensidad del estímulo y detectan el estiramiento y rotación articular.

Receptores de Merkel y discos táctiles.  Los receptores de Merkel son de adaptación lenta, localizados en piel no vellosa y poseen campos receptores pequeños. Se encargan de identificar los hundimientos verticales de la piel y su respuesta es proporcional a la intensidad del estímulo. Los receptores de los discos táctiles son similares a los de Merkel varían en que se encuentra en la piel vellosa.

Da click en las imágenes

 

 

 

 


 

>>subir

 

Sistemas de vigilancia inmunológico cutánea

 

A la piel se le considera un órgano con alta complejidad inmunológica. Se presenta una interrelación entre el queratinocito, fibroblastos, célula de Langerhans, que se encargan de sintetizar sustancias inmunológicamente activas:

  1. Interleuquinas.
  2. Factores transformadores de crecimiento
  3. Factores estimuladores de colonia.
  4. Interferones.
  5. Citolisinas.

La piel cumple una función importante en la vigilancia inmunológica. En la epidermis y dermis se localizan linfocitos en poca cantidad; con la presencia de las células de Langerhans, que al encontrar una sustancia extraña secreta citocinas que se encargan de atraer linfocitos adicionales y presentar a las sustancias extrañas en su superficie para ayudar a iniciar la respuesta inmunitaria.

Funciones de células de Langerhans.
Presentación de antígenos a los linfocitos T.
Las células de Langerhans transportan antígenos desde el sitio de captura hasta los ganglios linfáticos y tejidos linfoides donde se localizan a los linfocitos T.

Activación de la proliferación y diferenciación de los linfocitos T.
Las células de Langerhans, se especializan en la captura, transportación y presentación de antígenos, además de activar a los linfocitos T.
Las células de Langerhans son responsables del lanzamiento de la mayoría de las respuestas inmunes adquiridas, en particular, para las respuestas de tipo primaria (patógeno nunca antes conocido).
Las células de Langerhans son móviles y migran con rapidez al sitio de infección atraídas por la presencia de densinas o quimiocinas.

Se considera que una célula de Langerhans puede activar hasta 3000 linfocitos T. Los linfocitos T especificado del alérgeno ya activados, proliferan en el ganglio linfático y se diferencian en células efectoras y de memoria, tipo TH1.

 

 

 

 

 

 


 

Autoevaluación

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 


 

 

 

>>subir

Bibliografía

  1. Fitzpatrick Thomas B. Dermatología en Medicina General médica, 7° edición, Panamericana, España, 2009.
  2. Arenas Roberto. Atlas Dermatología Diagnostico y tratamiento,  4ª edición, Mcgraw-Hill, Interamericana, México, 2009.
  3. Bustamante Francisco O. Sistema Tegumentario, Universidad Autónoma de México, México, 2005.
  4. Saul Amado, Lecciones de Dermatología, 14ª edición, Méndez Editores, México, 2001.
  5. Peyrefitte Gérard, Biología de la Piel, Masson, Barcelona España, 1995.